Páginas vistas en total

martes, 25 de febrero de 2014

6ª etapa Cazalla de la Sierra-Constantina

19 de febrero de 2014

Distancia: 20,30 km.
Desnivel+: 322 m.
Desnivel-: 350 m.
Tiempo total de marcha: 4h. 45 m.
Media total: 4,8 km./h.
Señalización: Buena
Valoración: 8

Un desayuno en el hotel Vega de Cazalla antes de iniciar el recorrido de esta etapa que nos dejará en la localidad sevillana de Constantina. 



Nos situamos en el panel de inicio para poner en funcionamiento nuestro GPS, pasamos junto a la plaza de toros y giramos a la izquierda para subir por el Barrio del Moro y llegar a la salidad de la ciudad por calles con casas de blancas paredes que relucen bajo los efectos de los rayos del sol.
Plaza de toros de Cazalla


Al llegar a una fuente tomamos un camino denominado Camino de las Laderas que circula durante algo mas de un kilómetro por la parte alta de la sierra entre verdes prados alimentados por este lluvioso invierno.
Camino de las Laderas, al fondo la iglesia de Ntra. Sra. de la Consolación
Buenos prados para el ganado
En un momento determinado el camino llega al borde de la sierra y comienza a descender, al principio siguiendo la pista, después por un bonito sendero que deja a la derecha el Cortijo de Raimundo donde el ganado ovino descansa bajo la tranquilidad que le proporciona la sierra.
Cortijo de Raimundo
 El sendero penetra en un bonito alcornocal descendiendo hasta llegar a un arroyo caminando paralelo a él.




Poco antes de llegar al valle a la altura de una casa tomamos de nuevo una pista, cruzamos la vía del ferrocarril de Mérida a Sevilla y llegamos al río Hueznar.
Via de ferrocarril Mérida-Sevilla
 A la izquierda, remontando el río por su margen derecha llegariamos al Molino de Corcho que se encuentra a una distancia de 450 m. siguiendo el Camino de las Laderas, pero el Gr 48 continua de frente cruzando el río sobre el Puente de los Tres Ojos y remontando el río por su margen izquierda siguiendo un sendero que llega hasta un arroyo que desemboca en el Hueznar,
Rivera del Hueznar
Remontando el río
el arroyo lleva mucha agua por lo que tenemos que descalzarnos para poder cruzar, aunque tiene mas profundidad de lo que parece ya que tiene dos cuartas de lodo en el fondo.
Toca mojarse los pies
 Al cruzar, nos quitamos el lodo de los pies y volvemos a calzarnos para entrar en la Vía verde del Cerro del Hierro, que seguimos unos metros hasta un puente de madera que entra en la Isla Margarita, zona de recreo y como es buena hora, aprovechamos para comer y descansar un poco. 
Km. 0 de la Via Verde del Cerro del Hierro
La isla Margarita
 
Volvemos a salir de la isla a la Vía Verde que continuamos durante 1,5 km. hasta llegar a un desvío que se dirige a San Nicolás del Puerto y a la Mina del Cerro del HIerro, siendo una variante del gr, el Gr 48.1 que despues de recorrer ambos lugares vuelve de nuevo al cruce en una ruta circular.
Siguiendo la Vía Verde
El camino es bueno pero poco a poco comienza a ascender entre algunos cortijos y casas de fin de semana, uno de ello llama verdaderamente la atención, un lugareño nos dice que es de Vitorio y Luchino, los famosos modistos sevillanos. 
Cortijo de Vitorio y Luchino

El camino desemboca en la carretera A 455 que cruzamos para entrar en el Cordel de Cazalla y Extremadura que penetra en un bosque en un corto ascenso para volver de nuevo a la carretera A 455, legamos a un cruce donde desemboca la carretera que viene de San Nicolás del Puerto a la altura del Mesón La Piedra, nosotros seguimos la carretera para en 1,5 km. entrar en la localidad de Constantina que seguimos por la arteria principal que atraviesa la ciudad de norte a sur.
Constantina
 Deberiamos terminar en el centro del pueblo donde se encuentra el panel de inicio de la etapa siguiente pero continuamos hasta el final donde tenemos situado nuestro coche.

domingo, 23 de febrero de 2014

5ª etapa Almadén de la Plata-Cazalla de la Sierra

18 de febrero de 2014

Distancia: 45,03 km.
Desnivel+: 743 m.
Desnivel-: 642 m.
Tiempo total de marcha: 10h. 40 m.
Media total: 4 km./h.
Señalización: Buena
Valoración: 7,5


Almadén de la Plata
Larga etapa entre estas dos poblaciones de la Sierra Norte de Sevilla, es posible reducirla dejando algún coche en medio, sobre el río Viar, pero hay que hacerlo desde Cazalla de la Sierra, desde Almadén de la Plata es imposible acceder con un coche normal hasta el río Viar, aunque si es posible con todoterreno. Es la única forma de recortar los 45 kilómetros de la etapa.



Salimos dirección este por una amplia pista que sigue paralela al Arroyo de las Calzadillas, un panel indica la dirección del Centro de Visitantes del Cortijo del Berrocal.
Arroyo de las Calzadillas
 Seguimos la amplia pista, el sonido del agua del arroyo nos acompaña un trecho del camino, un milano negro revolotea sobre nosotros como si invadieramos su habitat, el ganado aprovecha las frescas hierbas crecidas con las últimas lluvias y la tranquilidad y el sosiego del entorno marcan el ritmo de la vida en estos parajes. El romero comienza a florecer mezclando el azul con el verde en una extraña composición.


 Por el camino hay vados de hormigón que han sido arrastrado por la fuerza de las aguas en algún momento de fuertes riadas. La encina y el alcornoque son los árboles que predominan en la zona aunque todavía se ven algunos eucaliptos, la jara y las adelfas que crecen junto a los arroyos predominan entre el matorral. La sierra se encuentra asegurada ante los incendios por una gran cantidad de cortafuegos que marcan trazas como si de una pintura se tratara.
Cordel del Pedroso
 

Llegamos al Cordel del Pedroso, acabamos de cruzar el arroyo de Calzadillas que nos abandona dirigiendose hacia el sur. Seguimos el cordel en un suave ascenso hasta un alto, en el descenso tenemos a la vista el Cortijo de los Palacios, en sus inmediaciones se encuentra el Dolmen de los Palacios, para verlo hay que acceder desde el camino por una puerta sin candado.

 

A lo lejos alcanzamos a ver el Embalse de los Melonares, lugar al que nos dirigimos, pasamos el Cortijo del Viar, y llegamos hasta la cola del embalse sobre el río Viar, que cruzamos por un puente.
Puente sobre el río Viar
 Al otro lado hacemos un descanso para reponer. Continuamos bordeando la cola del embalse, cruzamos el Arroyo del Tamujar por un vado y comenzamos un largo ascenso entre un pinar por una pista en muy buenas condiciones.
Vista del embalse desde la sierra
 Desde lo alto de la sierra hay unas espectaculares vistas del embalse. El camino continua al llegar al alto por buena pista donde podemos llevar buena media y donde hay que mirar el reloj para ajustar la distancia al tiempo.
Cortijo del Cincho
 Pasamos el bonito Cortijo del Cincho con unas grandes cochineras para la cria de ganado porcino, desde aquí volvemos a ver grandes dehesas donde el ganado disfruta de amplitud de espacio y donde vuelve a predominar la encina y el alcornoque.
Cochineras
 Llegamos a una vieja carretera que seguimos durante unos kilómetros, dejamos a la derecha el pequeño embalse de la Atalaya, y a la izquierda el Cortijo de Llano Moreno, poco antes de desviarnos a la derecha hasta llegar al Arroyo del Tamujar que remontamos, a veces por su margen derecha y a veces por la izquierda, aunque esta zona se encuentra poco marcada no debemos desviarnos del arroyo hasta alcanzar de nuevo la carretera.


Cerdos en la Dehesa
 
Dehesa
 
Semental en la dehesa
 
Remontando el Arroyo del Tamujar
Dejamos de nuevo la carretera ahora desviandonos a la izquierda para descender junto a una bonita casa de campo hasta llegar a un cruce de la carretera que se dirige al Pedroso. Tomamos esta carretera unos metros y un sendero a la izquierda que cruza el arroyo Matajudios y seguimos un sendero entre jaras y chaparros hasta alcanzar de nuevo la carretera.



Seguimos por ella, pasamos el Lagar de Miradores teniendo Cazalla a la vista, dejamos un desvio a la izquierda que se dirige al Real de la Jara y entramos en Cazalla por una de sus calles que va a salir a una avenida principal junto a la Iglesia de San Benito, hoy convertido en alojamiento rural.
Iglesia y convento de San Benito
 Hay que tomar a la derecha para seguir el camino y a la izquierda si queremos ir al centro de la ciudad. Tomamos unas tapas junto a unas cervezas en el primer bar que encontramos antes de dirigirnos al hotel Vega de Cazalla donde toca pasar la noche, un bonito hotel rural aunque un poco alejado del centro pero merece la pena. Despues de la ducha nos dirigimos al pueblo donde encontramos la Bodega "Que me dejes" donde cenamos a base de tapas, un buen sitio donde el dueño nos trató magnificamente. Cuando terminamos la cena y un partido de futbol de nuevo al hotel, mañana siguiente etapa.

Alojamiento: Hotel Vega de Cazalla rel. calidad/precio 8
Cena: Bodega "Que me dejes" rel. calidad/precio 8
Desayuno: Hotel Vega de Cazalla rel. calidad/precio 7